Saltar al contenido
Dive Tenerife with Medano dive centre

Bucear en pecios y barcos hundidos en Tenerife

pecios barcos hundidos tenerife buceo

Los pecios son pedazos o restos de una nave que ha naufragado o la porción de lo que ella contiene, y en Tenerife tenemos la oportunidad de bucear en varios de ellos. El nombre tiene su origen en el derecho que el señor de un puerto de mar exigía de las naves que naufragaban en sus costas.

Según la UNESCO “un pecio no solo es un cargamento, sino también los restos de un  navío, de su tripulación, de sus pasajeros y de las vidas de los mismos”. Es decir, también se incluyen en su definición los restos históricos y culturales que se encuentren en su entorno al permitir no sólo el estudio de la estructura del barco hundido, sino también conocer datos sobre la historia que hay a su alrededor.

En ocasiones se han encontrado en el pecio mapas náuticos con los que se ha podido conocer la historia de la ruta marítima que seguía el barco, así como descubrimientos históricos a raíz de objetos personales encontrados.

¿Dónde ver pecios y barcos hundidos en Tenerife?

Los pecios forman parte del patrimonio cultural subacuático y hoy podemos bucear por ellos para tener una experiencia inolvidable.

A continuación tienes una lista con los 10 pecios más famosos de Tenerife:

1. El Peñón – Tabaiba

Buceando en El Peñón con MedanoDive

El Peñón tiene una historia curiosa pues el barco no se hundió de manera natural, sino que se decidió hundir a propósito para utilizarlo como arrecife artificial y promover la vida marina en el fondo de la zona de Tabaiba.

Los arrecifes artificiales tienen lugar en muchos fondos marinos del mundo. En ocasiones se crean de manera natural porque se hunde un barco o una plataforma petrolífera, y en otras ocasiones, como esta, se decide el hundimiento expresamente. Estas superficies hundidas son ideales para que las algas e invertebrados como percebes, corales y ostras, se adhieren al barco, acumulando vida marina y atrayendo a peces que acuden en busca de alimentos.

El barco estuvo en activo durante 49 años en el puerto de Santa Cruz de Tenerife, era un remolcador que funcionó hasta el año 2006 que se decidió hundir.

Parece que El Peñón estaba predestinado a terminar en el fondo del mar, pues cuando el barco estaba en pleno funcionamiento sufrió dos naufragios accidentales en dos días seguidos mientras intentaba remolcar a un navío inglés.

La iniciativa de hundir el barco en la zona de Tabaiba fue del club de buceo “El Pejin” y del Gobierno de Canarias. El hundimiento tuvo lugar en junio de 2006, y aunque tardó alrededor de un año en comenzar a generarse vida en la zona, actualmente El Peñón se ha convertido en el lugar de referencia de la isla de Tenerife para bucear entre flora y fauna marina y pecios.

El barco se encuentra a 32 metros de profundidad, por lo que la inmersión no es apta para cualquier nivel de buceo, como mínimo debes ser Advance.

2. El Condesito, Punta Rasca

condesito barco hundido tenerife

El hundimiento de este barco sí fue fruto de un accidente. El Condesito era un barco que transportaba cemento y que se hundió a principios de la década de los 70 en la zona de Punta Rasca al chocar contra las rocas de la costa. A raíz de este famoso hundimiento se construyó el faro de Rasca para evitar que volviesen a suceder lo mismo con otros barcos en la zona. Además, el barco quedó hundido fragmentado en varios trozos. 

Han transcurrido más de 45 años desde que se hundió el barco y actualmente se encuentra en un estado de deterioro que hace peligroso el buceo por su interior. Ahora bien, por la parte exterior del barco el buceo es emocionante por la cantidad de fauna marina que podemos encontrar. 

Se encuentra aproximadamente a 20 metros de profundidad. 

Alguna de las especies que podemos encontrar en el barco hundido del Condesito son: peces trompeta, salmonetes, rascacios, catalufas, peces lagarto, bogas, sargos, gusanos de fuego, pulpos, bicudas, etc…

3. Lolita, Los Gigantes

El pecio Lolita se encuentra en las aguas de Los Gigantes. Es un pequeño barco de pesca que se hundió en el año 2003.

Los Gigantes en un lugar espectacular al noroeste de la isla famoso por sus inmensos acantilados volcánicos, que son un sitio de referencia para visitar. 

Lolita era el típico barco canario de pesca que verás en todos los puertos y muelles de las islas, de madera y pitado de colores vivos. No es de extrañar que en la zona de los Gigantes se hundiese alguno de los miles de barquitos que por allí navegan y pescan. 

El barco hundido se encuentra a unos 20 metros de profundidad. Desgraciadamente al ser de madera prácticamente no se ha conservado su estructura original, pero en él podrás ver toda la fauna que se ha creado a su alrededor. Peces, crustáceos, rayas o morenas son algunas de las especies que podrás encontrar.

Aunque no hay fotos de “Lolita”, el barco tenía este aspecto. Verás muchos como estos en los puertos de Tenerife.

4. El Meridian, Los Cristianos

El pecio Meridian es de los barcos hundidos que mejor conservados están. Se había utilizado en la Segunda Guerra Mundial como barco auxiliar para la vigilancia marítima.

En 1973 llegó a Tenerife y fue utilizado durante muchos años como barco de avistamiento de cetáceos, actividad impresionante y muy habitual en el sur de la isla.

En 2004 se hundió expresamente en las aguas de la zona de Los Cristianos 

Lo que más nos gusta de este pecio es que por las dimensiones y la estructura del barco (con varios mástiles y cuerdas) recuerda a un auténtico barco pirata.

Además, por la zona en la que está hundido se pueden llegar a ver delfines y tiburones, a parte de distintas especies de peces y cetáceos. 

5. El Buque de Nelson, Garachico

buque nelson pecio hundido barco tenerife
El Buque de Nelson (imagen de eldiario.es)

Hasta ahora hemos visto pecios interesantes y con historia pero el buque de Nelson, sin duda, es el que tiene un significado histórico más importante para los tinerfeños. 

A finales del siglo XVIII el reino británico intentó conquistar la isla de Tenerife y lo hizo con el Almirante Horacio Nelson al mando de una operación naval con el objetivo de atacar la ciudad de Santa Cruz de Tenerife. 

Canarias era un lugar estratégico en la ruta hacia América, y por tanto de gran interés.

Nelson contaba con 9 navíos, entre todos sumaban más de 350 cañones, y con una tropa de 900 hombres. Las Milicias Canarias estaban formadas por lugareños de la isla, pero tuvieron al mando a alguien inteligente y estratega, el General Gutiérrez de Otero.

La estrategia del General tinerfeño era no permitir siquiera a los británicos que desembarcasen en la costa, sino mantener los barcos en el mar para tener ellos siempre el control de lo que pasaba en tierra. 

A pesar de ser aparentemente superiores las tropas británicas, el ataque terminó con la pérdida del brazo derecho de un cañonazo, y las tropas inglesas rindiéndose. 

Cuenta la leyenda que el General Gutiérrez envió a Nelson una caja de vino de Tenerife con una nota: “Almirante, eso es todo lo que se llevará de aquí”

Los pecios de los buques de Nelson se han localizado en varios lugares, pero en Tenerife tenemos constancia que hay restos de los navíos en las playas de Garachico, en el norte de la isla. 

6. El Carbonero, playa de las Gaviotas (Santa Cruz de Tenerife)

El Carbonero barco Gaviotas (Santa Cruz de Tenerife)

El Carbonero es un pecio cargado de historia. Se encuentra en la costa cercana a Santa Cruz de Tenerife, concretamente en la playa de las Gaviotas, que es zona noreste de la isla.

El barco se hundió a principios del siglo XX, concretamente en el año 1916, en plena Primera Guerra Mundial. El barco era británico y había sido capturado por la Marina de Guerra Alemana quienes para evitar que lo recuperasen, pusieron carga suficiente y lo hicieron explotar para que se hundiese. 

Desde entonces permanece hundido a una profundidad de 30 metros, y aunque después de más de 100 años hundido no se conserva en muy buenas condiciones, es un pecio muy interesante por su significado histórico.

7. El Avión Douglas DC-3, El Sauzal

avion hundido tenerife douglas

No solo hay barco hundidos en nuestras aguas, también podemos encontrar partes de un avión que se hundió tras un accidente en el año 1966 en las aguas de El Sauzal. 

El avión Douglas DC-3 de la compañía Spantax, hacía el trayecto Tenerife – La Palma, saliendo del aeropuerto de Los Rodeos. 

Solo a los tres minutos de despegar el avión empieza a sufrir problemas por sobrevelocidad de una de sus hélices. El piloto realizó un amerizaje, que consisten en  un “aterrizaje” de emergencia sobre la superficie del mar, el avión se mantuvo a flote el tiempo suficiente como pare que todos los pasajeros y tripulación pudiesen ser rescatados a salvo. 

La cabina de pasajeros quedó totalmente enterrada en la arena y si vas a bucear no podrás acceder a ella, pero sí podrás ver los motores con la hélices, el tren de aterrizaje completo con neumáticos e hidráulica al igual que las alas.

8. El Tinerfe, Güimar

Barco hundido en el año 1862. Lo curioso es que no fue hasta 2017 que un buceador encontró el pecio en la costa de Güimar. 

El hundimiento del Tinerfe fue noticia en la época y ha supuesto uno de los accidentes marítimos más graves de la historia de Canarias. El barco transportaba losas chasneras, que son típicas canarias y son especiales por su parecido con la piedra natural, y diversas frutas.  Además también había 35 pasajeros a bordo los cuales resultaron todos fallecidos. El día del hundimiento salió del puerto del Médano con dirección al puerto de Santa Cruz de Tenerife. 

Se cree que el motivo del hundimiento fue que el barco tenía exceso de carga y no pudo soportar el mal estado del mar de aquel día. 

Este pecio se encuentra en una zona de corrientes muy peligrosas por lo que ni siquiera los buzos más experimentados suelen acudir, fíjate que no se pudo confirmar su localización hasta después de 158 años.

9. Los Gemelos, Adeje

Los Gemelos, Adeje

El pecio de los Gemelos también está creado de manera intencionada. Su nombre se debe a que son dos los barcos que se hundieron. 

Se encuentran también en el sur de la isla, en las aguas de la playa de Puerto Colón, en Adeje. Es una de las zonas turísticas por excelencia de la isla de Tenerife.

Se encuentran a unos 20 metros de profundidad. Podemos ver a su alrededor peces lagarto, anémonas, gusanos de fuego entre otras especies.

10. El Coronel, Puerto de la Cruz

Este barco hundido se encuentra en la zona del norte de Tenerife, en Punta Brava en el Puerto de la Cruz. El clima y las corrientes en el norte son más duras que en el sur y eso ha hecho que este barco se encuentre en la actualidad muy deteriorado, a pesar de que se hundió relativamente hace poco tiempo, en el año 2003.

No suele ser un lugar que visiten los buceadores, pero es interesante que conozcas la historia y sepas que en aguas del norte también hay barcos hundidos. 

El Coronel era un barco pesquero ruso de 25 metros de eslora y 100 toneladas, que en el momento del hundimiento pertenecía a la empresa Celso Fariña, S.L., barco que tenía en actividad. 

El barco cuando se hundió estaba fondeando, es decir amarrando el barco mediante un cabo utilizando un ancla, a unos 200 metros de la costa del Puerto de la Cruz. En él había tripulación y buzos que por suerte no resultaron heridos.

Contacta con nosotros y reserva tu excursión de buceo:

📞 Por teléfono ➤ +34 690 213 415

📧 Por e-mail ➤ medanodive@gmail.com

📝Rellenando nuestro formulario

Bucea en Tenerife con MedanoDive

cursos padi tenerife

Cursos PADI Tenerife

WhatsApp WhatsApp us